Argentina

Argentina
Te quiero Argentina, mi pais, donde quiero vivir a pesar de los pesares.JUSTICIA Y VERDAD
Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 18 de junio de 2010

MATAR ESTA DE MODA EN ISRAEL



Estoy consternada, viendo el pensamiento israelí donde la vida humana de palestinos no vale nada, más aún es un orgullo matar embarazadas y niños.Todo el mundo debería difundir éstos actos pronazi=prosionistas.
No hay peor verdugo de el que ha sido esclavos, acaso no sufrieron el holocausto, como pueden tener  guetos hoy en día y seguir formando seres para matar!!!!










ISRAEL.Adonai-Autor Andres Chosed
Israel, Adonaí

Israel , pueblo mio

Quien mejor que tu sabe del odio

De la barbarie, del delito

De la persecucion por raza

Del desprecio por una piel

Si injusta fue tu persecución

Injusto fue tu nacimiento.

Si terrible es el acoso que sientes

terrible es la fuerza

con la que te defiendes.

Israel , yo hijo de David

Y nieto de Isaac

No reniego de ser judio

Pero siento la vergüenza

De lo que esta ocurriendo.

Israel , no hablo desde el miedo

Ni desde la ignorancia

No me mueven bajas pasiones

Ni malos sentimientos

Te quiero bien y muero

Viendo como aplastas niños dormidos

Con tus tanques o desde el cielo

Te digo:

Diez millones de muertos de los nuestros

No nos dan permiso para hacer lo mismo...

Israel , no hay peor amo

que el que ha sido esclavo.
Autor Andres ChosedIsrael, Adonaí

Israel , pueblo mio

Quien mejor que tu sabe del odio

De la barbarie, del delito

De la persecucion por raza

Del desprecio por una piel

Si injusta fue tu persecución

Injusto fue tu nacimiento.

Si terrible es el acoso que sientes

terrible es la fuerza

con la que te defiendes.

Israel , yo hijo de David

Y nieto de Isaac

No reniego de ser judio

Pero siento la vergüenza

De lo que esta ocurriendo.

Israel , no hablo desde el miedo

Ni desde la ignorancia

No me mueven bajas pasiones

Ni malos sentimientos

Te quiero bien y muero

Viendo como aplastas niños dormidos

Con tus tanques o desde el cielo

Te digo:

Diez millones de muertos de los nuestros

No nos dan permiso para hacer lo mismo...

Israel , no hay peor amo

que el que ha sido esclavo.
Autor Andres Chosed

viernes, 11 de junio de 2010

CARTA DE DESPEDIDA DEL DR. RENE FAVALORO



 Es importante que se lea y se medite, en honor al Dr.Favaloro.







    EL JUEZ LIBERO LA CARTA LEAMOSLA,
     Y  HAGAMOS UN HOMENAJE AL DR.
    FAVALORO Y QUE DIOS SE APIADE DE SU ALMA
    (por favor distribuirla y si tienes contacto
    con algún político o sindicalista envíasela todos los días)
    


    
    El Juez liberó la carta de suicidio del Dr. René Favaloro.
    Date: Tue, 21 Jul 2009 17:41:19 -0300

    Aún sabiendo de esta gran tristeza, y que "no funcionó",
    porque era honrado, leerla es como un homenaje a Favaloro
    El Juez liberó la nota que dejó el Dr. René Favaloro antes de suicidarse.
     (Del Dr. René Favaloro/ julio 29-2000 - 14,30 horas)

    Si se lee mi carta de renuncia a la Cleveland Clinic, está
    claro que mi regreso a la Argentina (después de haber
    alcanzado un lugar destacado en la cirugía cardiovascular) se debió a mi eterno compromiso con mi patria. Nunca perdí mis raíces.. Volví para trabajar en docencia, investigación y asistencia médica. La primera etapa en el Sanatorio Güemes, demostró que inmediatamente organizamos la residencia en cardiología y cirugía cardiovascular, además de cursos de post grado a todos los niveles.

    Le dimos importancia también a la investigación clínica en donde participaron la mayoría de los miembros de nuestro grupo. En lo asistencial exigimos de entrada un número de camas para los indigentes. Así, cientos de pacientes fueron operados sin cargo alguno. La mayoría de nuestros pacientes provenían de las obras sociales. El sanatorio tenía contrato con las más importantes de aquel entonces.
     La relación con el sanatorio fue muy clara: los honorarios, provinieran de donde provinieran, eran de nosotros; la internación, del sanatorio (sin duda la mayor tajada).

    Nosotros con los honorarios pagamos las residencias y las secretarias y nuestras entradas se distribuían entre los médicos proporcionalmente.
    
    Nunca permití que se tocara un solo peso de los que no nos correspondía.

    A pesar de que los directores aseguraban que no había
    retornos, yo conocía que sí los había. De vez en cuando,
    a pedido de su director, saludaba a los sindicalistas de turno,
     que agradecían nuestro trabajo.

    Este era nuestro único contacto.

    A mediados de la década del 70, comenzamos a organizar la Fundación. Primero con la ayuda de la Sedra, creamos el departamento de investigación básica que tanta satisfacció
     nos ha dado y luego la construcción del
    Instituto de Cardiología y cirugía cardiovascular.
    
    Cuando entró en funciones, redacté los 10 mandamientos que debían sostenerse a rajatabla, basados en el lineamiento ético que siempre me ha acompañado.
    

    La calidad de nuestro trabajo, basado en la tecnología
    incorporada más la tarea de los profesionales seleccionados
    hizo que no nos faltara trabajo, pero debimos luchar
    continuamente con la corrupción imperante en la medicina
    (parte de la tremenda corrupción que ha contaminado a
    nuestro país en todos los niveles sin límites de ninguna
    naturaleza). Nos hemos negado sistemáticamente a quebrar
    los lineamientos éticos, como consecuencia, jamás dimos un
    solo peso de retorno. Así, obras sociales de envergadura no
    mandaron ni mandan sus pacientes al Instituto.
    

    ¡Lo que tendría que narrar de las innumerables
    entrevistas con los sindicalistas de turno!

    
    Manga de corruptos que viven a costa de los obreros
    y coimean fundamentalmente con el dinero
    de las obras sociales que corresponde a la atención médica.
    
    
    Lo mismo ocurre con el PAMI. Esto lo pueden certificar los
    médicos de mi país que para sobrevivir deben aceptar participar
    del sistema implementado a lo largo y ancho de todo el país.
    
    
    Valga un solo ejemplo: el PAMI tiene una vieja deuda con nosotros (creo desde el año 94 o 95) de 1.900.000 pesos;
    la hubiéramos cobrado en 48 horas si hubiéramos aceptado
    los retornos que se nos pedían (como es lógico no a mí
    directamente).
    
    Si hubiéramos aceptado las condiciones imperantes por la
    corrupción del sistema (que se ha ido incrementando en
    estos últimos años) deberíamos tener 100 camas más. No
    daríamos abasto para atender toda la demanda.
    
    
    El que quiera negar que todo esto es cierto que acepte que rija
    en la Argentina, el principio fundamental de la libre elección del médico, que terminaría con los acomodados de turno.

    Lo mismo ocurre con los pacientes privados (incluyendo los de
    la medicina prepaga) el médico que envía a estos pacientes
    por el famoso ana-ana , sabe, espera, recibir una jugosa
    participación del cirujano.

    Hace muchísimos años debo escuchar aquello de que Favaloro no
    opera más! ¿De dónde proviene este infundio?. Muy simple:
    el pacientes es estudiado. Conclusión, su cardiólogo le
    dice que debe ser operado. El paciente acepta y expresa sus
    deseos de que yo lo opere. 'Pero cómo, usted no sabe
    que Favaloro no opera hace tiempo?'. 'Yo le voy a
    recomendar un cirujano de real valor, no se preocupe'.
    El cirujano 'de real valor' además de su capacidad
    profesional retornará al cardiólogo mandante un 50% de los
    honorarios!
    
    Varios de esos pacientes han venido a mi consulta no obstante las
    'indicaciones' de su cardiólogo. '¿Doctor, usted sigue operando?' y una vez más debo explicar que sí, que lo sigo haciendo con el mismo entusiasmo y responsabilidad de siempre.

    Muchos de estos cardiólogos, son de prestigio
    nacional e internacional.

    Concurren a los Congresos del American College o de la American Heart y entonces sí, allí me brindan toda clase de felicitaciones y abrazos cada vez que debo exponer alguna 'lecture' de significación. Así ocurrió cuando la de Paul D. White lecture en Dallas, decenas de cardiólogos argentinos me abrazaron, algunos con lágrimas en los ojos.
    Pero aquí, vuelven a insertarse en el 'sistema' y el dinero es lo que más les interesa.
    
    
    La corrupción ha alcanzado niveles que nunca pensé presenciar. Instituciones de prestigio como el Instituto Cardiovascular Buenos Aires, con excelentes profesionales médicos, envían empleados bien entrenados que visitan a los médicos cardiólogos en sus consultorios. Allí les explican en detalles los mecanismos del retorno y los
    porcentajes que recibirán no solamente por la cirugía, los
    métodos de diagnóstico no invasivo (Holter eco, camara y
    etc, etc.) los cateterismos, las angioplastias, etc. etc.,
    están incluidos..
    
    No es la única institución. Médicos de la Fundación me han
    mostrado las hojas que les dejan con todo muy bien explicado. Llegado el caso, una vez el paciente operado, el mismo personal entrenado, visitará nuevamente al cardiólogo, explicará en detalle 'la operación económica' y entregará el sobre correspondiente!.
    
    La situación actual de la Fundación es desesperante, millones
    de pesos a cobrar de tarea realizada, incluyendo pacientes
    de alto riesgo que no podemos rechazar. Es fácil decir
    'no hay camas disponibles'.
    

    Nuestro juramento médico lo impide.
    
    
    Estos pacientes demandan un alto costo raramente reconocido por
    las obras sociales. A ello se agregan deudas por todos lados,
    las que corresponden a la construcción y equipamiento del ICYCC, los proveedores, la DGI, los bancos, los médicos con atrasos de varios meses.. Todos nuestros proyectos tambalean y cada vez más todo se
    complica.
    
    En Estados Unidos, las grandes instituciones médicas, pueden
    realizar su tarea asistencial, la docencia y la investigación por las donaciones que reciben.
    
    
    Las cinco facultades médicas más trascendentes reciben más de
    100 millones de dólares cada una! Aquí, ni soñando.
    
    
    Realicé gestiones en el BID que nos ayudó en la etapa inicial y
    luego publicitó en varias de sus publicaciones a nuestro
    instituto como uno de sus logros!. Envié cuatro cartas a
    Enrique Iglesias, solicitando ayuda (¡tiran tanto dinero
    por la borda en esta Latinoamérica!) todavía estoy
    esperando alguna respuesta. Maneja miles de millones de
    dólares, pero para una institución que ha entrenado
    centenares de médicos desparramados por nuestro país y
    toda Latinoamérica, no hay respuesta.
    
    ¿Cómo se mide el valor social de nuestra tarea docente?
    
    Es indudable que ser honesto, en esta sociedad corrupta tiene
    su precio. A la corta o a la larga te lo hacen pagar.

    
    La mayoría del tiempo me siento solo. En aquella carta de
    renuncia a la C. Clinic , le decía al Dr. Effen que sabía
    de antemano que iba a tener que luchar y le recordaba que
    Don Quijote era español!
    
    Sin duda la lucha ha sido muy desigual.
    
    El proyecto de la Fundación tambalea y empieza a
    resquebrajarse.

    
    Hemos tenido varias reuniones, mis colaboradores más cercanos,
    algunos de ellos compañeros de lucha desde nuestro
    recordado Colegio Nacional de La Plata, me aconsejan que
    para salvar a la Fundación debemos incorporarnos al
    ´sistema'.
    
    
    Sí al retorno, sí al ana-ana.
    
    'Pondremos gente a organizar todo'. Hay 'especialistas' que
    saben como hacerlo. 'Debes dar un paso al costado.
    Aclararemos que vos no sabes nada, que no estás
    enterado'. 'Debes comprenderlo si querés salvar a
    la Fundación'
    
    ¡Quién va a creer que yo no estoy enterado!

    
    En este momento y a esta edad terminar con los principios
    éticos que recibí de mis padres, mis maestros y profesores
    me resulta extremadamente difícil. No puedo cambiar,
    prefiero desaparecer.
    
    
    Joaquín V. González, escribió la lección de optimismo que se nos
    entregaba al recibirnos: 'a mí no me ha derrotado nadie'. Yo no puedo decir lo mismo. A mí me ha derrotado esta sociedad corrupta que todo lo controla. Estoy cansado de recibir homenajes y elogios al nivel internacional. Hace pocos días fui incluido en el grupo
    selecto de las leyendas del milenio en cirugía cardiovascular.
    El año pasado debí participar en varios países desde Suecia a la India escuchando siempre lo mismo.
    

    '¡La leyenda, la leyenda!'
    
    
    Quizá el pecado capital que he cometido, aquí en mi país, fue
    expresar siempre en voz alta mis sentimientos, mis críticas, insisto, en esta sociedad del privilegio, donde unos pocos gozan hasta el hartazgo, mientras la mayoría vive en la miseria y la desesperación. Todo esto no se perdona, por el contrario se castiga.
    
    Me consuela el haber atendido a mis pacientes sin distinción
    de ninguna naturaleza. Mis colaboradores saben de mi
    inclinación por los pobres, que viene de mis lejanos años
    en Jacinto Arauz.
    
    Estoy cansado de luchar y luchar,  galopando contra el viento
    como decía Don Ata.

    No puedo cambiar.
    
    No ha sido una decisión fácil pero sí meditada.
    
    No se hable de debilidad o valentía.
     
    El cirujano vive con la muerte, es su compañera inseparable,
    hable de debilidad o valentía.

    El cirujano vive con la muerte, es su compañera inseparable,
    con ella me voy de la mano.

    Sólo espero no se haga de este acto una comedia. Al periodismo le
    pido que tenga un poco de piedad.
    
    Estoy tranquilo. Alguna vez en un acto académico en USA se me
    presentó como a un hombre bueno que sigue siendo un médico
    rural. Perdónenme, pero creo, es cierto. Espero que me
    recuerden así.
    
    En estos días he mandado cartas desesperadas a entidades
    nacionales, provinciales, empresarios, sin recibir
    respuesta.
    
    En la Fundación ha comenzado a actuar un comité de crisis con
    asesoramiento externo. Ayer empezaron a producirse las
    primeras cesantías. Algunos, pocos, han sido colaboradores
    fieles y dedicados. El lunes no podría dar la cara.
    
    A mi familia en particular a mis queridos sobrinos, a mis
    colaboradores, a mis amigos, recuerden que llegué a los 77
    años. No aflojen, tienen la obligación de seguir luchando
    por lo menos hasta alcanzar la misma edad, que no es poco.
    
    Una vez más reitero la obligación de cremarme inmediatamente
    sin perder tiempo y tirar mis cenizas en los montes cercanos
    a Jacinto Arauz, allá en La Pampa.
    
    Queda terminantemente prohibido realizar ceremonias religiosas o
    civiles.

    
    Un abrazo a todos
    
    
    René Favaloro
    

viernes, 4 de junio de 2010

Depresion es más frecuente en las mujeres.IntraMed.

04 JUN 10 | Factores biològicos y sociales
Ser mujer favorece la depresión
La enfermedad afecta el doble a la población femenina que a la masculina - La genética y las hormonas influyen, pero es decisiva la sobrecarga social.


En 2020 la depresión será la primera causa de discapacidad tras las enfermedades cardiovasculares, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es un mal que afecta a las mujeres el doble que a los hombres. Una de cada cinco tiene riesgo de sufrir un episodio a lo largo de su vida, según una encuesta realizada a más de 1.500 médicos y psiquiatras de atención primaria. Las mujeres padecen más depresiones leves o moderadas y de forma más frecuente, mientras que en los hombres prevalecen las depresiones de tipo grave o melancólico. Sin embargo, en las enfermedades mentales como la bipolaridad, la esquizofrenia o los trastornos obseso-compulsivos la incidencia es la misma en ambos sexos.

Pero, ¿por qué es la única enfermedad mental que afecta más a mujeres que a hombres? Los especialistas coinciden en que los desajustes hormonales son uno de los principales desencadenantes pero que siempre van acompañados de otros factores sociales, psicológicos y culturales.

Jerónimo Saiz, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, cree que hay una exigencia por parte de la sociedad hacia el rol de la mujer que está resultando malsana. "Se le pide a la mujer actual que tenga muchos roles diferentes; de madre, de pareja, en lo profesional compitiendo al máximo nivel y muchas veces esto no se acompaña de la satisfacción, de la compensación que sería de esperar del papel tradicional de la mujer como cuidadora de otras personas".

Inherente a la sociedad actual, la depresión es una enfermedad sutil, estigmatizada aún, difícil de abordar y con mil aristas en la que no existe un solo desencadenante sino varios factores que empujan a sufrirla. No se trata únicamente de estar bajo de ánimo. Los síntomas físicos y psíquicos que sufre el paciente con depresión suelen venir acompañados de una sensación de vacío, de sentimientos displacenteros difíciles de explicar en la consulta del médico.

Es como el bombo de la lotería de Navidad. Cuantos más números juegas más posibilidades hay de que te toque. Si a los vaivenes hormonales se le añaden el cuidado de otras personas, la doble y triple jornada entre el trabajo fuera de casa y el doméstico, la dependencia económica y social, la violencia de género o simplemente la genética, el riesgo de sufrirla en las mujeres se dispara.

Todas las etapas fisiológicas por las que pasa la mujer durante su etapa de desarrollo, menstruación, embarazo, parto y postparto, lactancia y menopausia están dirigidas por las hormonas; esos mensajeros químicos que marcan la hoja de ruta en la vida de las mujeres. Los cambios en los niveles de estrógeno y progesterona, dos hormonas femeninas que se reproducen en los ovarios, generan las alteraciones que revolucionan a la mujer por dentro.

Los científicos han aislado y sintetizado hormonas desde hace más de setenta años. Los estrógenos, la progesterona y la testosterona, por un lado, y los neurotransmisores como la serotonina, no solo son importantes en nuestras conductas cotidianas, también nos agitan. De hecho, el término hormona viene del griego horman que significa excitar, inducir. Cuando hay una bajada o supresión brusca en los niveles de estrógenos la mujer es más vulnerable a sufrir depresión. En el caso de la serotonina, es uno de los grandes neurotransmisores del cerebro que regula el humor, el estado de ánimo y parcialmente el apetito y la percepción del dolor. En las depresiones se da una caída en picado de la actividad de la serotonina con lo cual la percepción del estrés es muy alta y la sensación de angustia se agudiza.

Según los estudios epidemiológicos, aunque la depresión puede afectar a cualquier edad -incluidas niñas- hay mayor incidencia a partir de la pubertad hasta el final de la menopausia. Pero se da con más frecuencia entre los 25 y los 45 años. Según una encuesta de Actimude (Actitud de la Mujer ante la Depresión), un 38% de las depresiones en la mujer se asocia con la menopausia y un 17% con situaciones premenstruales. Un dato significativo si se tiene en cuenta que la mujer está un tercio de su vida con la menopausia.

Jorge Cervilla, profesor titular de Psiquiatría en la Universidad de Granada, realizó hace dos años un proyecto pionero en España que concluyó que ser mujer es un elemento de riesgo. Hay una serie de causas genéticas que no condicionan, pero que sí predisponen, a la concurrencia de otros elementos como los ambientales y que aumentan el riesgo de depresión en una persona. El proyecto está actualmente en su segunda fase: el estudio de 2.000 pacientes en la atención primaria con un seguimiento a largo plazo, desde los 12 hasta los 24 meses. "Hemos encontrado que el riesgo de depresión viene aumentado por un paquete de factores de riesgo; genético, ser mujer y tener una serie de acontecimientos vitales estresantes o haber sufrido abusos en la infancia", explica Cervilla, uno de los investigadores principales del Cibersam, los Centros de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental.

Además de las hormonas, la depresión parece estar relacionada, según algunas teorías, con el desequilibrio químico de unas sustancias que produce nuestro organismo y que transmiten señales entre las células nerviosas del cerebro: los neurotransmisores. "Siempre que hacemos investigaciones sobre la depresión vemos que tanto si estás mirando niveles en plasma de antidepresivos, como si estudias factores estresantes precipitantes de la depresión, o si estás mirando niveles de serotonina en plaquetas, al final resulta que están afectados por las hormonas y los neurotransmisores el doble de mujeres que de hombres. Esto solo ocurre con la depresión, porque en la prevalencia de las demás enfermedades mentales no hay diferencias de sexo. Por eso, creo que el factor hormonal es decisivo en las mujeres para tener depresión", señala Enric Álvarez, director del Servicio de Psiquiatría del Hospital de Sant Pau de Barcelona y profesor titular de la UAB.

Para algunos especialistas, los aspectos socioculturales son determinantes a la hora de explicar la mayor frecuencia de la depresión en la mujer que en el hombre. A pesar de que la mujer está rompiendo con muchos roles adquiridos a lo largo de su historia, todavía la mayoría siguen desempeñando un papel menos gratificante, de menor prestigio y con la sobrecarga del trabajo fuera y dentro de casa.

Ana Bujaldón, presidenta de la Federación de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias habla por todas ellas. "Demostramos nuestra fortaleza a diario pero tenemos demasiada presión en el día a día porque llevamos una sobrecarga de responsabilidad y de trabajo sosteniendo triples jornadas. Pero tampoco queremos ni debemos renunciar a una vida familiar ni afectiva", cuenta esta empresaria de 45 años, madre de dos hijos y al frente de una agencia de comunicación desde hace 20.

Muchas mujeres se sienten en la cuerda floja, al borde del precipicio, sin saber distinguir cuando están entrando en el terreno pantanoso del desánimo o la depresión. El diario británico The Guardian reflexionaba recientemente sobre el impacto de la depresión, después de que la célebre escritora Allison Pearson, con una carrera profesional apabullante y familia ejemplar, saliese del armario al reconocer públicamente que tenía depresión. Pearson decía que "no quería morir pero sí parar, dejar de existir por un tiempo". El estrés que le suponía compaginar su vida familiar y el alto cargo que tenía a nivel profesional le había pasado factura.

Quién no ha pensado en parar un rato, en congelar un instante para reponer fuerzas. Es el caso de esta mujer de 42 años, casada y con tres hijos que quiere mantener el anonimato. Después de licenciarse en Ingeniería Industrial tras ocho largos años de carrera y pasar varios años formándose como responsable de producción y de gestión de calidad en varias empresas, es despedida de su último puesto de trabajo por ser mujer y madre. "Fueron claros conmigo cuando me despidieron: no daba el perfil. Ahora me he visto obligada a parar en seco y pensar cómo quiero retomar mi carrera profesional. Pero da vértigo, estoy perdida, no sé qué quiero ni qué puedo hacer", explica.

Un estudio de Ann Hohmann en 1989 puso de manifiesto que las mujeres consultan al médico por sus síntomas depresivos más que los hombres; por lo tanto, la prescripción de antidepresivos y psicotrópicos es mayor para la mujer que para el hombre. En la lista del top 20 de los medicamentos más vendidos en España figuran tres para la depresión y la ansiedad: Lexatin, Orfidal y Trankimazín. Además, las mujeres protagonizan más campañas de publicidad de ansiolíticos que los hombres. Los centros de salud se han convertido en el punto de partida para analizar la expansión y la influencia de la depresión. Hay muchas voces que reclaman que la salud pública debe ser orientada hacia el género y contribuir a hacer visibles las diferencias reales entre sexos para que se puedan desarrollar los procesos de prevención apropiados en cada caso. Según un estudio realizado por Carme Valls-Llobet, presidenta del Centro de Análisis y Programas Sanitarios de Barcelona, existen diagnósticos diferentes con mayor prevalencia en las mujeres que en los hombres, sin que sean probados, cuando quizás se podrían obtenerse diagnósticos más rigurosos. En el caso de la depresión de la mujer, por ejemplo, si las hormonas son tan determinantes, se debería plantear un tratamiento diferenciado.

¿Se previene la depresión?

Los psiquiatras dicen que se puede hacer en personas que tienen la enfermedad y que han tenido episodios previos, ya que es recurrente y se puede caer varias veces a lo largo de la vida. "Los que tienen varios episodios pueden hacer tratamientos preventivos desde el punto de vista farmacológico. Para las personas que no han sufrido depresión pero sienten que pueden llegar a tenerla es bueno una reorientación en cuanto a la organización de vida, la actividad física, la comunicación, la alimentación y cualquier fórmula de psicoterapia que le acerque a uno consigo mismo para alcanzar el equilibrio", recomienda Jerónimo Saiz, jefe de Psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría.

Otro fenómeno de la sociedad actual es que se tiende a patologizar los problemas de la vida. Cada vez se tiene menos capacidad para afrontar el dolor y las situaciones complicadas, y se quiere una solución inmediata para el malestar. "Una cosa es que uno esté triste, que pase una mala época, y otra muy distinta tener depresión. No es que la gente aguante menos, es que cree que no debe aguantar nada", argumenta Amparo Belloc, catedrática de Psicopatología de la Universidad de Valencia.

Hoy por hoy, las mujeres afrontan de forma diferente la depresión que los hombres. Las mujeres recurren más al médico de cabecera, son más expansivas con sus emociones y no tienen problemas en solicitar ayuda. En los hombres hay mayor tasa de prevalencia de alcohol o de otras drogas, según datos de 2006 del Observatorio de la Salud, un 6,5% frente a un 0,9% en las mujeres. En este sentido, Julio Bobez, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica, cree que no se ha demostrado que de las diferencias que pueda haber entre el funcionamiento cerebral de las mujeres y los hombres se derive que las mujeres sean más vulnerables a la depresión. "En lo que sí hay diferencias es en que si vas a una consulta verás que hay más mujeres que acuden por depresión que varones, porque éstas tienen un estilo de afrontar la salud distinto. Los hombres resisten más las disfunciones psicosociales y además, en muchos casos, las intentan solventar con alcohol y otras drogas".


"Sabemos cómo tratar este mal, pero no cómo prevenirlo"

Para Michael King (Nueva Zelanda, 1960) reducir la prevalencia de la depresión en el mundo es uno de los grandes retos de la salud pública en el siglo XXI. En esta línea, King, uno de los responsables del test PredictD, lleva años investigando la atención primaria de la salud mental. "Aunque sabemos cómo tratar la depresión, no sabemos cómo prevenirla. Tenemos fórmulas para prevenir otras enfermedades como las cardiacas pero ninguna para prevenir el riesgo de depresión grave", explica este psiquiatra y profesor del departamento de Ciencias sobre la Salud Mental de la Universidad College de Londres (UCL).

Junto a investigadores británicos, King desarrolló en 2008 una herramienta que evalúa el estado emocional y predice el riesgo de caer en una depresión. El PredictD está colgado en Internet (www.ucl.ac/predict-depression) y en tan sólo 10 minutos te permite saber qué riesgo tienes de padecer depresión en los próximos meses. El objetivo es que médicos y hospitales usen este método fácil y económico para identificar a personas con riesgo de padecer una depresión, y para quienes la prevención sería de gran ayuda.

El método se basó en los índices de riesgo de cardiopatías, los cuales ofrecen una estimación del porcentaje de riesgo durante un periodo. El algoritmo fue probado en 6.000 personas que visitaron a su médico de familia en seis países de Europa (Reino Unido, España, Portugal, Países Bajos, Eslovenia y Estonia).

King ha viajado a Barcelona para evaluar unos ensayos relacionados con varios estudios nuevos sobre prevención. Junto a él ha estado Juan Bellón, profesor asociado del Departamento de Medicina Preventiva de la Universidad de Málaga, y el encargado de difundir en España la herramienta preventiva diseñada por el psiquiatra neozelandés.

La depresión es la segunda enfermedad, después de las cardiovasculares, que más discapacidad induce a nivel poblacional. Los tratamientos actuales logran reducir un 20% esta carga. Por eso, los especialistas inciden en que hay que hacer cosas diferentes al tratamiento convencional para evitar esa discapacidad. "Los centros de familia son imprescindibles en la aplicación de este estudio de prevención porque es allí adonde van las personas a pedir consejo y a consultar sus síntomas", señala King, que incide en que la estigmatización de la enfermedad en algunos casos complica el estudio.

El PredictD traspasa las fronteras europeas. Actualmente se están introduciendo ensayos también en países como India y China, donde su impacto podría ser decisivo por las dimensiones de estos países, y por la importancia de la medicina familiar y local. "La prevención antes de que aparezca la depresión permitiría aplicar tratamientos terapéuticos. Si la gente sabe el nivel del riesgo que tiene de padecer depresión es posible que pueda cambiarlo y actuar en la medida de lo posible para poder evitarlo", explica King, que ha investigado la terapia cognitiva conductual.

Para King en el tratamiento de las depresiones no hay distinción entre hombres y mujeres. "En cambio en la prevención sí podría haber diferencias porque las mujeres son más propensas a hablar de sus problemas y esta actitud facilita el diagnóstico"
Intramed.