Argentina

Argentina
Te quiero Argentina, mi pais, donde quiero vivir a pesar de los pesares.JUSTICIA Y VERDAD
Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 21 de abril de 2010

Trabajando para la reinaguracion del teatro Polo Lofeudo

A veces escuché decir que mientras se continúa con una obra para la continución de un hecho que hace bien a la gente, éste no muere.
Y así es el año pasado falleció Polo Lofeudo, y con él toda la obra que habia desarrollado para los internos del hospital Alejandro Korn más conocido como el hospital Merchor Romero.
Pero gracias que Polo o estaba solo en ello, gracias a la iniciativa, de Beppo Raul Andreoli, se puso nuevamente en movimiento el 24 de marzo, y allí me encontré con una gran cantidad de gente sobre todo estudiantes universitarios de trabajo social, estudiantes de sicologia , de bellas artes.


teatro Polo Lofeudo
Cargado por allmaa. - Explora videos de webcam internacionales.

sábado, 10 de abril de 2010

Que me palpen de armas



















"Que me palpen de armas" Oscar Martinez

Creo en el amor como en la experiencia más maravillosa de la existencia, como generador de toda clase de alegrías. Y en el amor correspondido, como la felicidad misma. Pero no fui educado para él, ni para la felicidad, ni para el placer. Porque fui advertido malamente contra la entrega y el gozoso abandono que supone.Cada día, entonces, todavía es una ardua conquista, una transgresión, una desobediencia debida a mí mismo, una porfía. La laboriosa tarea de desaprender lo aprendido, el desacato a aquel mandato primario y fatal, aquel dictamen según el cual se gana o se pierde, se ama o se es amado, se mata o se es muerto. La vida, por tanto, no me ha endurecido, ese sea tal vez mi mayor logro. Que me palpen de armas. Dejo a un lado, si es que alguna vez tuve o me queda, toda arma que sirva para volverse temible, para someter, para acumular, para ser poderoso, para triunfar en un mundo de mano armada, en el que la felicidad se compra con tarjeta de crédito. No quiero que la lucidez me cueste la alegría, ni que la alegría suponga la necedad o la ceguera… Pero no me es fácil, me cuesta vivir a contratiempo, con la sensación de ser testigo de un desatino histórico gigantesco, de un extravío descomunal, tan irracional, absurdo o desolador como la bomba de neutrones. No entiendo al mundo. Me parece, como dice Serrat,que ha caído en manos de unos locos con carnet. Me siento ajeno a la debacle, pero en el medio de ella. Mi vida es apenas un instante en el océano del tiempo y es como si quisiera que ese instante fuera sereno y hondo, en el medio de una ensordecedora discoteca o de un holocausto definitivo, siempre a punto de estallar. Me desazona la banalización de la vida. El pavoneo de la insensatez. El triunfo de la prepotencia y de la ostentación. La deshumanización salvaje de los poderosos, la aceptación y el elogio del “sálvese quien pueda”. La práctica y la prédica del desamor y de la histeria. Me descorazona la idiotez colectiva. La idealización de lo superfluo. El asesinato de la inocencia. El descuido suicida de lo poco que merecía nuestro mayor esmero. El desconocimiento o el olvido de nuestra propia condición. Me conmovió, no hace tanto, que el cosmólogo Sagan, en un artículo extenso, escrito como desde un punto perdido en el infinito del espacio desde el cual el mundo se observa como una bolita cachuza, terminara diciéndonos: “Besen a sus hijos". Escuchemos a esos hombres, sigámoslos. Leamos a los poetas, no permitamos que el misterio de la existencia deje de estremecernos cada día, porque es el costo más alto que podemos pagar por nuestra necedad y nuestra omnipotencia. La vida de un árbol merece nuestra devoción y nuestro más grande regocijo; al amparo gozoso de su sombra, acariciados por la tibieza de la luz del sol y arrullados por el sonido mágico e irrepetible de su follaje, mecido por la mano invisible del viento, estaremos a salvo de la alienación y de la orfandad; siempre y cuando seamos capaces de apreciar esa gloria mientras nos sea posible de reconocer en ella nuestra mayor riqueza. Que la muerte no nos hiera en vida, que la ferocidad no nos pueda el alma. Que nada troque nuestra dicha de estar despiertos. Que una caricia nos atraviese como una flecha jubilosa y radiante. “Besemos a los que amamos. Amémonos”.

Es bochornoso como nuestros políticos  solo están al acecho de figurar en listas, observar a candidatos que ayer se besaban y hoy  se dicen todo tipo de improperios, y en la gente, y las propuestas donde estan??EL PODER EL PODER.
Con todo respeto necesitamos gente  honesta idonéa,no es tiempo para improvisar, sino de actuar con ideas claras, como es posible que figuren actrices, que puede ser muy buena actriz  la señora Nacha que jamás
actuaron en politica, sindicalistas por compromisos corporeos.
Y veo una oposición soberbia que se.". van a divertir dice Carrio".
Y una presidenta que descubre en Tartagal una pobreza estructural.

Por favor señores desde la sencillez y un pueblo que espera honestidad de ustedes.

domingo, 4 de abril de 2010

Nada es imposible para ti.




Más que nunca reafirmo mi compromiso de amar la vida.

Saber que Jesús, se hizo hombre, para poder comprender 

lo humano, lo frágil y vulnerable, y como erramos el camino

y dejó sus palabras para que aprendamos a enderesarnos

y que nuestra vida sea más plena, sus enseñansas son Amor

para Dios , y al prójimo

Gracias Jesús por sentir el sufrimiento de los más desamparados y poder estar con mi pequeño grano, participando para hacer más llevadera la tarea..

Les cuento he sido invitada por una amiga  ella una periodista y licenciada en letras de 80 y tantos años( no pregunté, cuantos), mi querida Leda a formar parte de un proyecto muy interesante, y tan necesario como aprender a escuchar y aprender a discernir lo fundamental, les iré contando

de anto en tanto, en mi blog Encuentro, y allí me reencontré con Beppo un titeritero, y un hombre que suele estar donde alguna causa le toque el alma, y allí nos invitó a participar de un trabajo comunitario, en el Hospital Alejandro Korn de Melchor Romero, donde están los olvidados, los llamados"locos", para trabajar , en una obra que hace muchos años  emprendió Polo Lofeudo, con la creación de un teatro para los internos y que vuelquen  toda su creatividad, y también sirva de complemento de sacarlos del vacio y porque no de alegrarlos como lo hizo Polo.Despues de su muerte el año pasado  dicho teatro y todo el emprendimiento quedó practicamente en ruinas y sus amigos entre ellos Beppo están convocando a todo aquel que pueda colaborar en ésta tarea de reconstrucción, su correo es: lostiteresdebeppo@yahoo.com.ar.

 

Comparto la letra de una canción que me gusta por su contenido:




Señor, ahora que estás aquí,
                   
Quisiera hablarte de frente,
                
Contarte lo que viví,
               
Dejar llorar al silencio,

Tenerte cerca de mí,
               
Pues necesito tu ayuda,
                  
Por eso quédate aquí.



SEÑOR, VALE LA PENA SEGUIR,
             
VALE LA PENA JUGARSE,
                
VALE LA PENA SENTIRSE VIVO.

SEÑOR, NUNCA TE APARTES DE MÍ
                     
QUE ESTE MOMENTO SEA ETERNO,
                
PARA QUE SIGAS AQUÍ,      EN MÍ.

Señor, no encuentro la solución,
Que no me traiga problemas,
Me invade la indecisión,
Quisiera hallar las palabras
Que siempre tengan razón,
Pues necesito tu ayuda,
Quédate en mi corazón.

Señor, yo quiero un mundo mejor,
Quiero un mundo diferente,
Un mundo sin depresión,
Un mundo lleno de gente,
Lleno de cartas de amor,
Pues necesito tu ayuda,
Quédate en mi corazón.